Campañas ambientales

AHORRO ENERGÉTICO EN EL HOGAR

03. Calefacción

  1. La temperatura de 21ºC es suficiente para mantener el confort en la vivienda durante el día, de este modo se ahorrará una gran cantidad de energía. Por cada grado que aumentamos la temperatura se consume un 7% más de energía.
  2. En condiciones normales, por la noche la temperatura ideal es de 15ºC, por lo que no es necesario mantener puesta la calefacción. El calor que se acumula en su vivienda durante el día es suficiente para mantener una sensación de confort.
  3. Si coloca termostatos programables o válvulas termostáticas en los radiadores, se podrá ahorrar entre un 8% y 13% de energía.
  4. No cubra ni ponga ningún objeto al lado de los radiadores, debido a que se dificultará la adecuada difusión del aire caliente, produciéndose un gasto de energía innecesario.
  5. La colocación ideal de los radiadores, desde el punto de vista del confort, es debajo de las ventanas, haciendo que coincida el largo del radiador con el de la ventana. De este modo se conseguirá una difusión perfecta de calor, con el ahorro de energía consiguiente.
  6. Si cierra las persianas y las cortinas, evitará importantes pérdidas de calor.
  7. Revise periódicamente su equipo, no esperé a que se estropee. Un mantenimiento adecuado le puede ahorrar hasta un 15% en gasto energético.
  8. Si va a estar largas temporadas fuera de su hogar, apague la calefacción, se ahorrará tanto energía como dinero.

Iluminación

  1. Aprovecha siempre que sea posible la iluminación natural, es gratuita y no contamina.
  2. Utiliza colores claros en paredes y techos, aprovecharás mejor la iluminación natural y podrás reducir el gasto en luz.
  3. Apaga las luces en las habitaciones que no estés utilizando.
  4. Para aprovechar eficientemente la luz artificial, conviene mantener limpios los focos y las lámparas.
  5. Sustituye las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. Para un mismo nivel de iluminación, ahorran hasta un 80% de energía y duran 8 veces más.
  6. Las lámparas electrónicas duran más y consumen menos que las lámparas de bajo consumo convencionales.
  7. Utiliza tubos fluorescentes donde necesite más luz durante muchas horas: por ejemplo en la cocina. Aunque el precio de estos focos es mayor, consumen seis veces menos electricidad y duran de 8 a 10 veces más que los focos convencionales.
  8. Reduzca al mínimo la iluminación ornamental en exteriores. Además, en vestíbulos, garajes, zonas comunes, etc. es interesante colocar detectores de presencia para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente solo cuando haya paso de personas o vehículos.
  9. Conoce las lámparas que se reciclan y cuáles no.

Anterior: Aparato aire acondicionado

Siguiente: Pequeños electrodomésticos

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies